Valeria Corrales, la pequeña programadora que se atrevió a competir con Silicon Valley

Valeria Corrales es una niña de diez años con un destacado talento para la tecnología a quien le gusta “montar robots, soldar, ver vídeos de YouTube y jugar al tenis”.

La curiosidad tecnológica de Valeria tiene parte de sus raíces en un regalo de su padre. Un día llegó a su casa de Huesca la muñeca GoldieBlox cuyo eslogan es ya toda una declaración de intenciones: “la curiosidad mató a los estereotipos”. O, como explica la misma Valeria “las niñas podemos ser lo que queramos ser. No solo podemos ser princesas, también podemos ser ingenieras”. Esa determinación que muestra cada vez que se expresa es también la que la ha convertido en una pequeña celebridad gracias a la aplicación que desarrolló junto a varias compañeras en la academia y con la que participaron en una competición internacional. El objetivo de G2P (Girls to Program) es acercar la tecnología a niños y niñas que viven en ciudades pequeñas a través de una recopilación de vídeos de YouTube.

Descubre toda la historia en el siguiente artículo que le ha dedicado El País.

Deja un comentario